Las válvulas de control antirrotura minimizan el derroche de agua, la erosión del suelo y otros daños provocados por averías en las tuberías o desperfectos en los equipos. Al percibir un caudal superior al predefinido, o una reducción significativa en la presión aguas abajo, la válvula de control antirrotura se cierra herméticamente y permanece cerrada hasta su reposición manual.

Modelo Descripción Descargar PDF
Modelo 718-03 Válvula electrónica